La Naranja mecánica ha vuelto – Análisis España vs Holanda

 

Lo más extraordinario de este juego es lo impredecible que es. Creo que nadie esperaba en los análisis pre-partido el desenlace y resultado final a favor de la selección holandesa. Lo que es evidente es que los Holandeses realizaron una segunda parte perfecta diseñada por su seleccionador Louis Van Gaal, entrenador en muchas ocasiones poco valorado que demostró en dicho encuentro una de las mejores versiones de su modelo de organización del juego.

El planteamiento de la selección española era muy reconocible. Estructura de partida habitual con un posicionamiento en 1-4-2-3-1 (1-4-1-4-1 en ataque con movilidad interior), con Ramos y Piqué en el eje de la defensa y Alba y Azpilicueta como laterales. Por dentro la pareja formada por Xabi-Busquets en el centro y Xavi por delante. Iniesta por la izquierda y Silva por la derecha para relacionarse-asociarse mejor por el interior. La referencia de la selección en este partido fue el hispano-brasileño Diego Costa.

Formaciones-España-vs-Holanda

La selección de Louis Van Gaal planteó una estructura de 1-5-3-2 (posicionamiento flexible que pasaba a 1-3-5-2 en ataque). Una línea de tres jugadores centrales: De Vrij, Vlaar y Martins, escoltados por dos jugadores en los pasillos exteriores, Jammat por la derecha y Blind por la izquierda. Por delante la pareja formada por De Guzmán y De Jong, jugadores de mucho recorrido y capacidad física para poder neutralizar el juego interior de la selección Española. Delante de ellos con plena libertad, Sneijder en su posición ideal con el objetivo de enlazar con Robben y Van Persie, dos jugadores especialmente rápidos al espacio.

ANÁLISIS ESPAÑA vs HOLANDA – DEL 2-0 A LA DEBACLE

La primera parte del partido se desarrolló de la forma esperada, control del balón por parte del equipo español que trataba mediante el pase asegurar posesiones largas, pero con un ritmo lento de balón que no lograba desorganizar la organización defensiva del conjunto holandés. El centro del campo poblado de jugadores dificultaba la asociación por dentro. España no encontró soluciones claras por dentro.

Las intenciones del equipo holandés eran claras: evitar inferioridad numérica y posicional en pasillo central (poder igualarla), defensa adelantada a medio campo y juntar las líneas para evitar zonas intermedias donde pudieran relacionarse Iniesta y Silva, todo ello con el fin de no desorganizarse para preparar fase transición defensa-ataque. Una vez reconocidos los indicadores de presión para la recuperación de balón, Holanda eliminaba posibles líneas de pase y asfixiaba al poseedor del balón con el objetivo claro de robar para conectar con el tridente Sneijder-Robben-Van Persie y así aprovechar la amplitud defensiva en ataque del equipo español, fijando a los defensas para conseguir igualdad numérica favorable en el ataque orange.

Planteamiento-Holanda-1p

Holanda plantea defensa adelantada, se juega en 30 metros y España no puede conectar por el interior de forma favorable.

La única solución que encontró la selección española fue reducir las distancias de los jugadores interiores para poder enlazar con Diego Costa, quien permanecía en disputa continua con los tres centrales holandeses.

El primer gol del equipo español llegó gracias a un excelente pase interior de Xavi sobre Diego Costa, aprovechando una de las pocas oportunidades que encontraron espacios libres en el bloque interior, aprovechando la espalda de los centrocampistas, para generar una situación clara de gol. Al pisar área Diego Costa, fue derribado por De Vrij según la apreciación del árbitro, que indicó pena máxima para España.

Pase-Xavi-a-Costa-penalty

Magistral pase de gol de Xavi a Costa que fuerza penalty. Una de las pocas veces que encuentran espacios en el bloque interior holandés.

El gol del equipo español no provocó cambios en las intenciones tácticas de ninguno de los dos equipos. Silva con una asistencia de Iniesta, nuevamente desde el interior del bloque holandés,  tuvo el 2-0 para la selección española, pero el meta Cillessen acertó y desvió la vaselina del canario.

Acto seguido, rozando el minuto final de la primera parte, llegó el empate del equipo holandés,  Blind situado en el pasillo exterior, sin oposición alguna, realiza un desplazamiento diagonal sobre el desmarque de ruptura de Van Persie, que aprovecha la desorganización defensiva y las amplias distancias entre centrales para aprovechar el espacio posterior de la última línea, ganando la espalda de todos ellos.

Golazo-Van-Persie

Ejecución técnica bestial en el remate del gol del empate de Holanda, obra de Van Persie

El remate de cabeza para finalizar de Van Persie es una obra de arte a nivel técnico y supera por arriba a un muy dubitativo Casillas.

A partir de ese momento, tras el descanso, el partido fue otro, cambiando el panorama deportivo completamente. El equipo español no realizaba la circulación de balón con buen criterio, posesiones cortas y horizontales sin sentido para desorganizar el excelente dispositivo defensivo del equipo holandés, olvidándose de la amplitud y la profundidad. El equipo se mostró lento en las ejecuciones técnicas debido en parte a la poca organización táctica del ataque que utilizó pocos medios para combatir a la selección de Van Gaal. Ese mismo planteamiento la condenó en las transiciones ataque-defensa.

Demasiados espacios para Xabi y Busquets, sin ayudas de los laterales, se mantuvieron desbordados por el tridente holandes Snejder-Van Persie-Robben.

Pronto llegó el 1-2, de forma muy similar al primer gol holandés, Blind de nuevo realiza un desplazamiento en diagonal sobre el desmarque al espacio de Robben que aprovecha el intervalo entre centrales. Robben controla de manera maravillosa, recorta a Piqué y bate a Casillas.

Pase-Blind-a-Robben--2o-gol-Holanda

Gol muy similar al empate de Holanda, jugada prácticamente idéntica, pase de Blind a la espalda de centrales y marca Robben

España que no había aparecido durante todo el partido, desapareció del campo totalmente después del gol de Robben. El equipo de Del Bosque realizó cambios para asumir mas riesgos, entrando Pedro por Xabi Alonso para buscar mayor profundidad en el ataque español y Torres por Diego Costa, intentando aprovechar su velocidad al espacio. Estos cambios modificaron la estructura de la selección, el posicionamiento dinámico pasó a un 1-4-1-4-1 donde Busquets se quedó como único jugador por delante de los defensas. Esta variable aumentó las descompensaciones defensivas, escenario perfecto para Holanda, preparado para robar y aprovechar esos espacios para ser demoledor en el contragolpe.

Una falta lateral lanzada por Sneijder pasada al segundo palo y rematada por De Vrij significó el tercero, después de una posible falta de Van Persie sobre Casillas.

El gol fue la estocada definitiva de la selección, el nerviosismo y el desorden del juego, provocaban innumerables pérdidas que suponían un drama para la defensa española. El cuarto gol llegó tras una cesión de Ramos a Casillas y un mal control del portero en dirección a la presión de Van Persie, quién lo aprovechó para marcar el 1-4.

La excelente segunda parte del equipo holandés, recordando a la Naranja mecánica de los años 70, recuperando la presión, la velocidad y el juego vertical,  se redondeó con el quinto gol. Transición defensa-ataque rapidísima dejó a un Robben espectacular que arrancando desde su propio campo superó sin dificultades a Sergio Ramos en la carrera, regateando a Casillas y marcando el 1-5 para su selección.

LA REFLEXIÓN DE ESPAÑA y EL ÉXTASIS DE HOLANDA

Los próximo días serán de reflexión entre el equipo y Vicente del Bosque, la de Holanda es probablemente una de las derrotas más significativas de este grupo de campeones en los últimos años (amistosos aparte) y ahora la clasificación se ha complicado en demasía.

Aún dependen de ellos mismos, pero hará falta ver la mejor versión en estos dos partidos que restan de grupo. Toca recuperar el estado anímico y evadir la presión del siguiente encuentro ante Chile, donde será una final sin vuelta atrás.

En la otra cara de la moneda se encuentra Holanda, donde la euforia por una goleada inesperada, puede generar falsas realidades o quizás hacer creer a su país que pueden llegar lejos. Saldremos de dudas en el próximo partido.

¿Crees que España se va a recuperar del mazazo del partido con Holanda? ¿Qué te pareció el planteamiento táctico que propuso la Holanda de Van Gaal?

Queremos saber tu opinión, comenta y participa con nosotros y toda la comunidad de Scouting Coach.

Las redes sociales esperan que aportes tu granito de arena, no dejes de comentarlo y compartirlo con tus amigos, seguro que te lo agradecerán.

*Análisis de Mario García  

 

También te pueden interesar estas publicaciones

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter message.

Facebook

Twitter

Google Plus