Romero para y Messi dispara Argentina vs Iran

 

La expectación del segundo partido para el conjunto albiceleste era grande, sobre todo para ver si el conjunto de Alejandro Sabella había sabido solucionar los problemas en la fase ofensiva y así poder mostrar sus opciones para intentar conquistar este Mundial 2014.

El partido se disputaba en el estadio Mineirao en Belo Horizonte, se enfrentaban Argentina vs Iran, dónde la selección de Leo Messi buscaba cerrar su pase a octavos, en cambio la selección iraní, dirigida por el portugués Carlos Queiroz, buscaba seguir con opciones para superar la fase de grupos.

Argentina-vs-Iran-11-inicial

El conjunto albiceleste cambió su 11 inicial respecto al partido anterior para intentar solventar los problemas aparecidos e introdujo desde el pitido inicial, a Gago y Higuaín, modificando así el sistema de juego dónde pasaría a jugar un 1-4-4-2 en rombo. Alejandro Sabella deshizo la línea defensiva de 5 para tener más potencial ofensivo con el delantero argentino, Higuaín. Estos cambios ya los realizó en la segunda mitad contra Bosnia y parecía que el equipo tuvo algo más de peligro ofensivo.

El conjunto iraní se presentaba con un sistema 1-4-4-1-1, con una única referencia arriba de Ghoochannejad, acompañado de los media puntas Dejagah y Shojaei, que iban a ser los encargados de poner en dificultades a la defensa argentina, a través de contraataques.

TODO EMPEZÓ IGUAL… ARGENTINA vs IRAN

Argentina llevó el peso del partido, como en el anterior, pero esto no significa que mejorará, ya que el conjunto iraní se presentaba con un repliegue intensivo y con todos sus efectivos por detrás del balón, cosa que dificultaba la progresión en campo rival. El conjunto de Carlos Queiroz se situaba con líneas muy juntas en el propio campo, evitando así las posibles recepciones de Messi – Di María entre líneas. Esto hacia un bloque interior muy fuerte y cediendo las bandas para la albiceleste.

Posicionamiento-defensivo-Iran vs Argentina

Posicionamiento de Iran en repliegue intensivo mediante 1-4-4–1-1

Argentina por su parte buscaba progresar pero el ritmo del balón era bajo y no conseguía desorganizar al ordenado conjunto iraní. Agüero e Higuaín buscaban fijar a la línea defensiva de Irán, mientras que por su parte, Leo Messi intentaba tener recepciones a la espalda de los mediocentros.

El conjunto albiceleste no conseguía penetrar en el bloque defensivo y empezó a buscar soluciones:

  • Messi recibió en el intervalo entre lateral y espalda de pivote, movilizando así al lateral iraní, y el espacio que desocupaba éste, era aprovechado por Higuaín
Espacio-libre-aprovechado-por-Higuain

Iran intentaba defender a Messi con marcador y hombre en cobertura que a veces generaba desajustes y espacios libres detrás

  • Gago se desplazaba a zona lateral derecha donde buscaba recibir sin presión directa y a partir de ahí, intentaba combinar con Higuaín y Agüero, mediante desmarques de ruptura de éstos. Messi muy vigilado.
Gago-apoyos-por-fuera

Argentina evitaba el dispositivo defensivo iraní con apoyos de Gago en pasillos exteriores en zona de creación para enlazar en largo con ruptura puntas

  • El mayor peligro llegó desde las internadas por ambas bandas, en banda izquierda Di María alternaba abierto – cerrado, para generar situaciones de centro lateral con Rojo. Por su parte en banda derecha, era para Zabaleta.
Incorporacion-lateral-2vs2 argentina vs iran

En fase ofensiva Argentina intentaba progresar incorporando al pasillo exterior un centrocampista junto a la incorporación del lateral generando 2:2

La problemática de los centros laterales es que llegaban con muy pocos jugadores albicelestes, en cambio el conjunto iraní defendía con mucha superioridad numérica. También es debido a que los centros laterales se realizaban, en ocasiones, desde lejos del área y al conjunto argentino no le daba tiempo a llegar con suficientes efectivos.

IRÁN Y SUS TRANSICIONES HASTA QUE LLEGÓ MESSI

La segunda parte parecía que todo iba a seguir igual, Argentina dominando e intentando generar situaciones favorables para la progresión e Irán, protegiendo la portería de Haghighi con todos sus efectivos.

Irán baso todo su juego ofensivo en ataques directos dónde su principal referencia era el delantero Ghoochannejad, siempre tenían dos opciones o buscar prolongaciones o intentar quedarse el balón para asociarse de cara e intentar salir con velocidad buscando la portería de Romero.

Juego-directo-Iran-con-prolongaciones

El ataque de la selección iraní basaba principalmente su momento ofensivo en el juego directo al punta mediante prolongaciones y aprovechamiento en la continuación de la caída

El conjunto iraní también se aprovechó de las pérdidas en zona de tres-cuartos del equipo argentino para salir rápidamente hacia la meta rival. La jugada siempre se parecía mucho, robar, salir de la primera presión argentina y a partir de aquí atacar con muy pocos efectivo (sólo 3 jugadores) pero siempre generando ocasiones de gol, en muchas las detuvo el guardameta albiceleste y en otras, algún defensor que llegaba en el último momento.

Contraataque-Iran

El otro objetivo en ataque de Iran era su transición de contraataque aprovechando los problemas argentinos en zona de creación

Argentina no acabó de ajustar bien la presión tras pérdida, ya que Mascherano y Gago, que deberían ser los encargados de frenar o temporizar esas salidas de Irán, en ocasiones se encontraban muy lejos de la acción y se veían obligados a entrar de golpe, sin temporizar. Un aspecto defensivo que tampoco dominó el conjunto de Sabella, eran las segundas acciones y caídas, esto daba tiempo a recoger estas acciones a Irán y poder buscar un centro lateral o la espalda de la línea defensiva argentina.

Estos contraataques iranís, no les iban del todo “mal” a Argentina, ya que era el momento en el que el conjunto de Queiroz se desorganizaba y la distancia entre líneas aumentaba. Si Argentina robaba en medio de la salida de Irán podían conectar con Leo Messi, conductor de la contra, ya que Irán no salía a la misma velocidad que se desplazaba el balón y esto provocaba desajustes.

Messi-contraataque-con-espacios-sin-marcaje

El repliegue iraní al final del partido permitía que Messi dividiera espacios ya que los defensores de línea final quedaban fijados por los puntas albicelestes

Por su parte, Argentina intensificó sus entradas por banda y consiguió generar muchas situaciones de peligro por banda izquierda, asociándose Di Maria con un participativo Rojo. En cambio, en el interior del bloque no conseguían profundizar gracias a la telaraña diseñada por el entrenador portugués, Carlos Queiroz.

El conjunto albiceleste le faltó mucha velocidad en la circulación de balón, muchos jugadores ralentizaban las acciones ofensivas necesitando 3-4 toques para entregar el balón a un compañero, ésto sumado a la falta de movilidad de los jugadores de ataque provocaba que los minutos fueran pasando y sólo se generaban situaciones de centros laterales y acciones a balón parado, cosa que Irán tenía muy trabajado ya que acumulaban muchos jugadores en el interior del área.

Cuando parecía que todo iba a acabar en empate, apareció Messi. En una de sus jugadas favoritas, controló un balón en el pico del área, se hizo un espacio delante del defensor y con una rosca precisa colocó el balón lejos del alcance del portero Haghighi. Con tan poco Argentina volvía a sumar 3 puntos que le daban la clasificación a octavos.

Ahora falta comprobar si Argentina seguirá en este modo “Messidependencia” en su fase ofensiva o si por el contrario conseguirá crecer para enfrentarse a rivales de mayor nivel con garantías.

¿Es Argentina aspirante al título con el nivel de juego que está demostrando?

Danos tu opinión, queremos valorar tu punto de vista sobre la selección albiceleste…

* Análisis de Dani Perez

 

También te pueden interesar estas publicaciones

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter message.

Facebook

Twitter

Google Plus